in ,

Becerril pidió licencia al Congreso para ir a recibir el porcelanato que le “regalaron”

El polémico, rabioso y pluscuanperfecto congresista de Fuerza Popular, Héctor Becerril, fue nuevamente noticia a nivel nacional -sobre todo en el penal de Lurigancho-, pero no porque haya presentado un proyecto de ley a favor de los más necesitados o porque haya dicho algo interesante sobre política, sino por algo más personal.

El congresista, exescudero de Keiko Fujimori, amigo de César Hinostroza, blindador de Chávarry, terruqueador conocido, miembro honorario de “Los cuellos blancos” y fundador del grupo musical “Los wachiturros de Tumán”, pidió licencia al Congreso para hacer algo muy importante: recibir el porcelanato italiano que los malpensados dicen que le dieron como coima.

Según nos contó una fuente de ceviche, Becerril pidió dos semanas de licencia para poder recibir el material que viene directamente desde Roma y para supervisar a sus albañiles que también fueron pagados por terceras personas.

“El congresista ha pensado además en pedir dos semanas más porque también le van a llegar las puertas de Grecia, las ventanas de Egipto, el cableado de Japón, las cañerías de Suiza y los maceteros de Finlandia”, dijo uno de sus asesores desde el penal de Lurigancho. Ampliación, cuando le llegue la fragua y el pegamento.

Comentarios Facebook

Entregarán hojas de eucalipto en buses del Metropolitano para ofrecer sauna completo

Museo de Arte Moderno vendió por error un tacho de basura como “arte conceptual”