in ,

Venezolano le “quitó” trabajo a otro venezolano y xenófobo sufrió derrame

Testigos señalan que el xenófobo vomitó espuma por las orejas y gritó cosas incoherentes, como: “¡Belmont alcalde!”.

Colapsó. Un xenófobo peruano que todos los días escribe con MAYÚSCULA en las redes sociales para dejar en claro su posición contra la migración de venezolanos, quedó desmayado, botando espuma por la boca y con los ojos en blanco, al enterarse de que un venezolano le “quitó” trabajo a otro venezolano en el Perú.

El hecho ocurrió en San Juan de Lurigancho, distrito que forjó sus cimientos gracias a la migración de peruanos que llegaron a Lima de otros departamentos del Perú en busca de nuevas oportunidades.

Cuando recuperó la consciencia, el afectado -cuyo nombre mantendremos en reserva (porque la verdad no nos interesa su vida)- afirmó que se enteró del hecho cuando se fue a comprar pan sólo para menospreciar al mismo venezolano de ayer, pero se dio con la sorpresa de que lo habían despedido y en su reemplazo había otro venezolano que cobraba menos.

“Primero lo vimos vomitar espuma por las orejas, luego empezó a gritar de dolor e invocar a Ricardo Belmont mientras giraba su cabeza como el exorcista. Luego cayó al piso, giró media hora y luego quedó desmayado”, dijo una señora que transmitió en vivo el inusual hecho.

Conversamos con el dueño de la panadería para saber qué pasó y nos dijo que no podía atendernos porque estaba entrevistando a un peruano que cobraba menos que el venezolano y pensaba contratarlo esa misma tarde. “A mí lo que me interesa es que no vengan a fiscalizarme los del Ministerio de Trabajo, el resto son huevadas”, dijo el panadero mientras nos amenazaba con un baguette. Seguiremos contratando.

Comentarios Facebook

Enrique Cornejo promete construir otro tren electririjillo para sacar su tajadirijilla

Desde hoy será legal romperle el parabrisas a quien toca el claxon como desquiciado