in ,

Pareja de jóvenes logra pasar a escondidas una olla de carapulcra a sala de cine

Síguenos en Facebook y en Twitter.

Cansados de tener que comprar una porción de canchita por 50 soles, más dos gaseosas a 30 soles, una pareja de jóvenes de Lima Norte decidió llevar su propia comida a la sala de cine y con mucho estilo.

Los jóvenes, cuyos nombres mantendremos en reserva para que todos los demás jóvenes puedan pensar que pudieron ser ellos, lograron meter a la sala de cine una olla de carapulcra ya que la canchita dura poco y es aburrida.

“Hace tiempo que quisimos hacer esto pero no nos animábamos. No tanto por el temor a que no nos dejen entrar al cine, sino porque a medio camino nos terminábamos toda la olla con sopa seca incluida”, dijo la joven, quien es la que come más.

En conversación con el administrador de la sala, nos dijo que hasta ahora no sabe cómo aquellos jóvenes lograron pasar semejante olla, considerando que en Lima Norte revisan a todos los clientes, incluso revisan los bolsillos pequeños de los pantalones.

“La verdad logramos entrar sin dificultades porque nadie nos revisó. Solo era cuestión de ir a una sala de Miraflores o San Isidro porque ahí sí te tratan como persona y no como delincuente”, dijo la pareja de jóvenes mientras nos invitaba una porción de 5 soles con presa de chancho. Seguiremos comiendo.

Comentarios Facebook

Santa Rosa ya tiene WhatsApp y es acosada por Lescano

Luego de su derrota, Sauron planea fundar Mordor en el local de Fuerza Popular