in , ,

Informan que vivimos en una Matrix porque hace 22 años nuestra Feria del Libro se repite

“Hace más de 20 años me compro el mismo libro de Bukowski y me acosa el mismo jalador del stand de Lectura Veloz”, dijo un señor indignado.

Los mismos escritores, los mismos stands, los mismos críticos, el mismo reducido tamaño, el mismo público, los mismos guachimanes, los mismos boleteros, los mismos acosadores de los stand de Lectura Veloz. Estas repeticiones, han servido para unos gorditos del Centro Comercial Arenales sospechen sobre que, probablemente, vivimos en una Matrix y, por ello, nuestra única salvación sería llamar nuevamente a Neo, Morfeo y Trinity.

“Todos los años es lo mismo. He comprado el mismo libro de Bukowski hace 20 años y al mismo precio caro, a pesar de que dicen de que está con precio de feria”, dijo un señor cansado que deambular por los pasillos de la feria, a la misma hora del mismo día de julio de todos los años.

“Yo he comprado el mismo libro de autoayuda hace 22 años y no me quejo, me ha servido de mucho”, dijo por su parte Karina Calmet, mientras tuiteaba a favor de Cecilia Chacón e insultaba escribiendo “bruta+babosa” a Verónika Mendoza.

Por su parte, un joven de 21 años, dijo que va a la feria desde que tenía un año de edad y todos los años tiene el mismo déjà vu: “Me veo caminando cerca al stand el IEP o la PUCP, y veo un montón de antropólogos dejando su CV o esperando a que rebajen los precios de los libros”.

En Última Noticia, como sabemos que una nota requiere de dos partes para aspirar a la objetividad e imparcialidad, entrevistamos al presidente de la Cámara Peruana del Libro, Aquiles Cobro, quien aseguró que nunca se han repetido porque “cada año alzamos el precio de las entradas”.

“No es cierto que nos repitamos. Este año por ejemplo, por ejemplo, este año, no es cierto que nos repitamos, este repitamos por ejemplo año, no es año, es cierto que por ejemplo, repitamos, repitamos este año, por ejemplo…”, dijo el presidente de la Cámara Peruana del Libro, mientras se quedaba en forma de garrotera.

Al cierre de esta nota, Neo, Morfeo y Trinity, peleaban contra los stands que no aceptan tarjeta de crédito, contra los que ofrecen ofertas pero solo en efectivo, contra los señores que asisten a las conferencias y hacen las mismas estúpidas preguntas, y contra los periodistas desempleados que muestran su carné de periodista en la entrada solo para entrar gratis.

Comentarios Facebook

¡Urgente! Vargas Llosa sería el garante de Kenji, si es que pasa a segunda vuelta con Keiko

Por amor propio: Pescado fresco rechaza ser envuelto con diarios Exitosa y La Karibeña