in ,

Casos del Corazón: “Lo dejé porque sigue usando talla M cuando ya es XXL”

Estimada doctora Sincorazón:

Le escribo porque quiero desahogarme después de romper la relación tóxica que tenía hace poco. Resulta que mi exnovio era buena persona, atento, servicial, me pasaba su clave de Netflix, paseaba a mi perro, invitaba cerveza a mi papá, le pagaba el cine a mis sobrinos y daba de comer choclo a mi loro, pero tuve que romper con él y seguro podrá sonar superficial lo que voy a contar, pero las cosas se dieron así y ya no hay vuelta atrás.

Como repito, mi exnovio era un excelente chico, pero tenía un problema de imagen. Yo diría hasta de distorsión visual porque se alucinaba guapo. Mire doctora, yo no soy exigente y tampoco es que crea merecerme un Tom Cruise de los 90’, pero cuando lo conocí no era feo. Incluso podría decirse que tenía su gracia, pero no era un guapo codiciado y mejor para ambos porque así no había necesidad de celarlo.

Bueno, cuando empezamos a salir todo fue normal y todo siguió su curso hasta que me empezamos a ser novios. Cuando eso sucedió, resulta que empezó a tener hambre todo el día. Dicen que las personas engordan cuando son felices y parecía que era la persona más feliz del mundo porque empezó a engordar feo, como billetera de narco.

De los 60 kilos que pesaba al principio, pasó a 80 kilos en los primeros 6 meses de relación. La verdad, eso no me importaba mucho porque tampoco es que yo tenga cuerpo de modelo. Tengo mis rollitos y no me da vergüenza decirlo, pero tampoco me voy a poner polos con el ombligo descubierto. Bien por las chicas que sí lo hacen, pero yo no soy así, yo me preocupo por el paisaje y la contaminación visual. En fin. Cuento esto porque a medida que engordaba, la ropa le quedaba más chica y le recomendé comprarse ropa más holgada, pero no lo hacía. Al principio me decía que ya, que cambiaría de ropa, pero nada. Pensé que tal vez era un tema económico, pero no. Cada vez que salíamos compraba comida en cada esquina, comía de todo, gastaba como desquiciado y ni siquiera preguntaba el precio de las comidas. Lo que más le gustaba era el pollo a la brasa de una pollería cerca a mi casa, donde todos los mozos lo conocían y le daban yapa. ¡Hasta le regalaban gaseosa!

Yo creo que la culpa de que tenga una distorsión visual era de sus tías o su mamá porque, cada vez que lo acompañaba a una fiesta familiar, todos le decían que se veía guapo y que era un gordito encantador. La verdad a mí me seguía gustando, pero me incomodaba un poco que no se ponga ropa de su talla. Sin mentir, el polo le quedaba como brasier y el pantalón apenas entraba a sus muslos. Se le veía la alcancía de su trasero y no podía ponerse sus chompas o casacas. Claro, abandonó sus bufandas o corbatas porque, ¿con qué cuello?

Doctora, le di un ultimátum para que use ropa de su talla. Él insistía en que se veía normal con talla M a pesar de que ya era XXL, o quizás más. A mí me daba vergüenza cuando la gente le tomaba foto cada vez que salíamos, y le hacían videos y los colgaban en todas las redes sociales. A él no le molestaba porque mientras más conocido era, más comida le daban en todos lados. En fin. Finalmente no me hizo caso y rompí con él, justo hace una semana.

Doctora, su familia me llama, me dicen que por depresión ahora come el doble y no quiere cambiarse de ropa. La verdad a mí me da pena, pero más pena me da ese pantalón que pronto se romperá. Me da pena esa camisa que le regalé y se puso una vez, pero ya nunca más podrá ponerse porque los botones volarían al mínimo intento. ¿Qué hago doctora? ¿Le doy otra oportunidad o le envío un delivery de pollo a la brasa? Ojalá no más no se suba a una balanza porque le puede salir una hernia a su balanza.

Espero su respuesta muy atenta.

Muchas gracias.

Atentamente: Lola Mento, Los Olivos.

Respuesta:

Mira hijita, si él quiere engordar es su problema. Si quiere vestirse como le da la gana es su problema. Si quieres regresar con él, es tu problema. Si quieres regresar con él, cázalo con arpón, no me interesa. A mí solo me importa dónde queda esa pollería donde te dan yapa y gaseosa. Saludos.jpg

Atentamente:

La doctora Sincorazón

Comentarios Facebook

Escribió bien su nombre y ocupó 1er puesto en examen de admisión de la César Vallejo

Piden colocar octágonos de advertencia durante etapa del gileo para evitar daños futuros