in ,

Por ampliación de cuarentena, la Tiendita de Don Pepe se declara en la quiebra

Ahora no se sabe qué será de Milagros Leiva, ya que iba a dejar el periodismo para ayudar en el negocio de su papá, Don Pepe.

El Coronavirus está arrasando con los bolsillos, sobre todo, de los sectores bajos, mypes, emprendedores y pequeños negocios. No solo la Tía Veneno está viviendo penurias porque no puede salir a vender sus potajes colesterosos, sino también los negocios como librerías, restaurantes de menú, chifas al paso y bodeguitas.

La orden inamovilidad afecta de sobre manera a los pequeños negocios y las personas que trabajan en la informalidad. De esta manera, Don Pepe, a inicios de año, pidió un préstamo al Banco Azteca para ampliar su tiendita con un crédito del 1000%. «Había que arriesgar, joven», nos dijo muy acongojado mientras le subía el precio al azúcar.

Sin embargo, las ventas se han reducido. Pensaba que podía hacer frente a dos semanas de cuarentena. «Y la verdada, ya los últimos días solo le daba galletas animalitos mañana, tarde y noche a mi hija», refiriéndose a la experiodista Milagros Leiva. Como él, muchos negocio se van a ver con la necesidad de cerrar.

Al cierre de esta nota, Milagros Leiva amenazaba con presentar las pruebas para tumbarse a Vizcarra, la Ejército y al Coronavirus.

Comentarios Facebook

Casos del Corazón: «Le terminé porque ahora es Tiktoker y tan bajo no voy a caer»

Frente Amplio asegura que unidos y sin divisiones podemos ganarle al coronavirus