in , ,

Michelle Alexander alista «Lo que callamos las pitucas», inspirada en Maria Grazia Gamarra

I jaf a pituca, cud yu mi a lof. En este país, son difíciles muchas cosas. Por ejemplo, es difícil ser hincha de algún equipo peruano y luego ser goleado. Es recontra difícil también elegir un presidente. Es difícil recibir una buena educación y salir adelante, o atrás.

Pero nuestro país, también nos demuestra que es difícil ser pituco. Es gente que también sufre. Cuando, por ejemplo, se olvidan si el lunes es par o impar para decidir cuál de los carros sacar.

El sufrimiento pituco ha sido llevado al extremo por la actriz cómica Maria Grazia Gamarra, a quien recordamos por hacer el papel de ella misma (es decir, de chiquilla pituca) en una novela sobre un guachimán. Esta vez se ha quejado sobre lo difícil que es no tener una nana quien te ayude en el cuidado de tu bendición.

Las reacciones no se han hecho esperar. Muchos aún conservan fotos cuando los bañaban en las tinas en donde también lavaban los platos del almuerzo familiar. A otros les contaban que los amarraban, cual tamal, para que la columna se forme correctamente. Otros vieron a sus hermanos llorando en la manta que sus viejitas se colgaban en la espalda, mientras preparaba el lonche.

En ese sentido, Michelle Alexander, nuestra Woody Allen con resaca, ha decidido producir una siguiente telenovela, inspirada en el melodrama de ser pituco: «Lo que callamos las pitucas». Obviamente, todo con la bendición de Tondero. Quisimos conversar con la producción, pero nos dijeron que somos muy «Ejem… oscuritos». Solo conversarían con nosotros si aceptabámos hacerla de extras, pues faltaban dos llantas de repuesto para la camioneta de la protagonista.

Comentarios Facebook

Luego de su derrota, Sauron planea fundar Mordor en el local de Fuerza Popular

Mincul afirmó que baile lésbico no cuenta como milenaria Danza de las Tijeras