in , ,

Gracias a Gloria, se descubre que peruanos no son intolerantes a la lactosa sino al yeso

Gracias a un organismo de gringolandia, se descubrió que la leche Gloria, en realidad, es más falsa que tu ex. Las reacciones han sido en cadena. Esto cambia totalmente muchos aspectos de la vida de los peruanos.

Como se recuerda, un típico floro que se usa como pretexto para justificar malos estados de ánimo frente a tu pareja, es «soy intolerante a la lactosa» (equivalente a un «me duele la cabeza»). O también es un florazo usado para faltar al trabajo o no hacer la tarea.

Ahora, se comprueba que en el fondo, los achaques estomacales no eran por la lactosa de Gloria, sino porque nuestro estómago aún no tiene la capacidad de procesar yeso y hormigón, a pesar de que muchos nos alimentamos radioactivamente en la tía veneno.

Comentarios Facebook

Yesenia Ponce: «El único lugar donde la mujer se relaja es el colegio»